5 centros culturales para practicar yoga en la Ciudad de México

En medio de una ciudad tan caótica, ya es ganancia el poder librarnos del ruido y las aglomeraciones por un rato, qué sé yo, al volver del trabajo y sentarnos en el sillón para ver un maratón de series hasta quedarnos dormidos. Sí, la vida es bella en esos momentos, no lo voy a negar, pero a veces no es suficiente. Nuestro caos no sólo exige alejarnos del ruido, el estrés que vivimos a diario quizá necesite que lo combatamos con armas más fuertes que el simple ocio.

Por eso hoy hablaremos de una de las prácticas más efectivas para librarse del estrés y ejercitarse al mismo tiempo, en calma: El yoga.

Primero lo primero, qué es eso. Sí, la clase a la que tu amigo hippie lleva diciéndote años que deberías ir, pero qué horror, es a las siete de la mañana. Bueno, no es sólo eso. Es una práctica milenaria que más allá de lo que puedas creer, activa tu cuerpo y tu mente, aleja el estrés y logra que aprendas a concentrarte y ser consciente de tu propio cuerpo. Exige fuerza, perseverancia y paciencia. No es tan fácil, pues, pero los beneficios son muchos: no conozco a una sola persona que practique yoga y que no piense que hacerlo ha mejorado su vida. Haz tu propio sondeo. La cuestión aquí es que le des una oportunidad y te animes a practicarlo como una forma de activarte físicamente y mantenerte saludable.

Segundo, ya te decidiste a hacerlo. Bien. Ahora, en cada esquina de cualquier barrio fresa e incluso no tan fresa, hay estudios de yoga. La mayoría ofrece una primera clase gratis para que te des una idea de lo que es. El rango de precios es amplio, basta comparar, preguntar el tipo de yoga que practiquen, tomar la clase muestra y ya está. Por otro lado, existen lugares que también ofrecen esta práctica aunque no sea tan evidente como en un estudio, y estamos hablando de los centros culturales, que suelen ser más económicos y se enfocan en la parte física del yoga, lo cual es muy conveniente si sólo estás interesado en hacerlo como ejercicio.

Así pues, aquí te mostramos algunos centros culturales en donde puedes practicar yoga.

Centro/poniente

Casa del lago.

Este centro de la UNAM también, además de estar en una ubicación privilegiada, en medio del bosque de Chapultepec que de por sí ya es relajante, ofrece cursos de Hatha yoga, que se enfoca más en el esfuerzo físico y de Kundalini, enfocado en la meditación. En la Casa del Lago te tienes que inscribir por semestre y el taller es de dos sesiones de dos horas a la semana, por la mañana. Hay que checar las fechas de inscripción y llevar la documentación necesaria en los días indicados. Te recomendamos que vayas en los primeros días y muy temprano porque estos cursos tienen mucha demanda, ¿por qué? pues porque cuestan sólo $900 por todo el semestre (aplican descuentos para estudiantes de la UNAM). Esto también quiere decir que las inscripciones sólo se abren dos veces al año. Checa aquí cuándo es la que viene:

http://www.casadellago.unam.mx/sitio/index.php/cursos-y-talleres/yoga

Centro Cultural la Pirámide

Ubicado en San Pedro de los Pinos, este Centro Cultural pertenece a la Secretaría de Cultura ofrece dos talleres de Yoga: Kundalini en un horario matutino y otro vespertino, y Naam Yoga, para las mañanas de los sábados. Los precios son bastante justos también, el precio por el de taller de Kundalini es de $450 mensuales con dos sesiones de hora y media a la semana, y el Naam se paga por clase suelta, sólo $30, es decir, $120 al mes. Los talleres son libres, así que es posible entrar en el momento que queramos y no hay ningún costo ni trámite de inscripción. Acá puedes ver los detalles:

http://infopiramide.blogspot.mx/

En el norte.

Centro Cultural Tlatelolco.

La Unidad de Vinculación Artística del Centro Cultural Tlatelolco ofrece tres cursos de yoga. Hatha por las mañanas, Viniyasa (un yoga más riguroso) por las noches y una mezcla de danza con yoga también por las noches. La dinámica para inscribirte es más o menos la misma que en la Casa del Lago. Ya que pertenece a la UNAM, su calendario se rige por el calendario académico y por lo tanto hay inscripciones dos veces por año y el pago que realizas, en este caso de $1760 vale para todo el semestre. (aplican descuentos para estudiantes de la UNAM). Para inscribirte a la UVA hay que hacer un preregistro en línea y después llevar los documentos que te piden en las fechas indicadas. También hay que hacerlo en los primeros días porque las actividades físicas son las primeras en agotarse. Revisa aquí el próximo periodo de inscripción:

http://www.tlatelolco.unam.mx/talleres-artisticos/inscripciones/

Sur

Centro Cultural los Talleres

Este centro enfocado en la danza ofrece cursos de yoga Hatha para varios niveles y en horarios diversos. Ya sea entre semana, muy temprano, a mediodía y por la noche, o sabatinos por las mañanas. Por ser un centro privado, a diferencia de los anteriores, es más caro, con la ventaja de que no hay que hacer ningún trámite burocrático para entrar y las inscripciones están siempre abiertas. Hay un costo de inscripción de $800 y después se debe hacer un pago mensual que va de los $550 a los $1100 dependiendo de el número de clases que se quiera tomar a la semana. 

Centro/Sur

Centro Budista de la Ciudad de México

Si quieres ir más allá del Hatha y experimentar tipos de yoga más especializados, puedes acudir a cualquiera de las dos sedes del Centro Budista de la Ciudad de México, ya sea Roma o Coyoacán. El centro ofrece cursos con fechas de inicio específicas, la mayoría dura 5 semanas y tienen un costo $850. A diferencia de los anteriores, este lugar es mucho más clavado y hay talleres a los que no te permitirán inscribirte a menos que ya hayas cursado uno de principiantes, es decir que hay gradaciones y uno puede ir avanzando.

Como puedes ver, hay muchas opciones para practicar yoga en esta ciudad, con constancia y sobre todo sin vaciar tu cartera.