Recetas mexicanas saludables y libres de gluten

Ya corre el último cuatrimestre del año, ese camino a los excesos y el placer de comer porque pues “es que el grito”, “el día de muertos” y bueno, ya después habrá que hablar del Guadalupe-Reyes. El caso es que empieza el principio del fin para los mexicanos que se inaugura justo con la fiesta más mexicana de todas: el Grito de independencia.

Aunque los mexicanos, súper orgullosos de nuestra herencia gastronómica, le entramos a lo ésta tiene para ofrecer los 365 días del año, nadie puede negar que son estas fechas en las que solemos exacerbar nuestro amor por ella empezando por el pozolito de septiembre. Así que si tienes planeado no perderte de la tradición, pero prefieres hacerlo de manera sana, sobre todo si eres celíaco, aquí te recomendamos 5 recetas bien mexicanas que bien podrías ofrecer en alguna fiesta o en casa.

Si bien la mayoría de los platillos mexicanos no tienen como base el trigo, la cebada o el centeno, son en teoría libres de gluten. Sin embargo, algunos de los ingredientes secundarios que se utilizan para elaborarlos pueden contenerlo. Es muy importante que, de ser celíaco, leas con cuidado las etiquetas de los productos que vas a usar para cocinar, por ejemplo los cubitos de caldo de pollo, tan usado en nuestra cocina, en ocasiones contiene gluten, por lo tanto no hay que confiarnos.

Primero lo primero, la base de todo: las tortillas.

Si eres celíaco, es probable que ya lo sepas pero igual lo repetimos: tu opción siempre será la tortilla de maíz. En general, la de todos siempre debería ser la de maíz (me disculparán los norteños) pues es mucho más nutritiva que las tortillas de harina, hechas generalmente a base de trigo. En fin, la cuestión es que la tortilla de maíz, a pesar de lo que se suele pensar, es en realidad un alimento rico en calcio, potasio y proteínas, su aporte calórico oscila en las 64 calorías y aportan fibra, ayudan a controlar los niveles de glucosa, claro, comiéndolas con moderación. Y Todavía mejor, es consumir tortilla de nopal, su aporte calórico es menor, pero tiene los mismos beneficios y contiene más fibra que las de maíz.

Solemos tener un lugar para abastecernos de tortillas a la vuelta de la esquina por lo que conseguirlas no suele ser un problema. Pero si en estas fiestas quisieras impresionar con unas tortillas de nopal hechas en casa, (esas no se encuentran tan fácil en las tortillerías) te dejamos aquí la receta del blog Qué rica vida (http://www.quericavida.com/recetas/tortillas-de-nopal/cb4c62ec-c0bc-41b2-a65b-f73eea484ee4)

Vale, ya tienes las tortillas. ¿Qué se te antoja hacer con ellas? Acá unas propuestas:

Tacos de jamaica

Sabemos que el taco, más que un platillo es un estilo de comer. Podemos hacer un taco de prácticamente todo. De ahí que las tortillas hayan ganado esa mala fama de ser amigas de la obesidad. Y quizá estés harto de escuchar a tus tías diciendo “no es la tortilla si no lo que le echas adentro lo que te hace daño”. Pues tienen razón. Por más rico que nos pueda parecer un taco de carnitas, no es lo más saludable. Pero es verdad también que existen opciones que no por saludables dejan de ser ricas.

De entre la infinidad de opciones que existen, desde las más simples como: un taco de aguacate (¿no es maravilloso?) hasta las exóticas como un taquito de chapulines, hoy queremos platicarte de las posibilidades de una florecita que seguramente te ha acompañado toda la vida pero que segura y tristemente, siempre te has desecho de ella: la jamaica. Oh sí, esta flor es una fuente rica de vitamina C y además de darnos una infusión diurética, puede ser consumida en forma de… sí, ¡Tacos! Su sabor acidito es increíble y sobre todo exótico. Yo suelo cocerla con pimiento amarillo y acompaño mis tacos con salsa de habanero. Si a ti no se te ocurre como cocinarla pero quisieras experimentar, te pasamos dos recetas: tacos de jamaica y guacamole (http://lossaboresdemexico.com/receta-tacos-de-jamaica-con-guacamole/) y tinga de jamaica (https://www.kiwilimon.com/receta/sopas/pozole-rojo-mexicano)

Pozole

El platillo que no puede faltar en las fiestas patrias. Así como el mole, su preparación depende de su origen. En la Ciudad de México solemos comer pozole al estilo jaliciense, pero también existe el de Guerrero, Guanajuato, Sonora, etc. El caldo se hace a base de pollo o cerdo con granos de maíz, por lo que al igual que muchos otros platillos, en teoría es un platillo libre de gluten. Si piensas cocinarlo es recomendable que hagas tú el caldo y que en caso de que compres caldo en polvo, te asegures de que en la etiqueta indique que es libre de gluten. Suele estar cargado de carne, pero existen las variaciones vegetarianas o de pollo. El sitio kiwilimón ofrece una variedad de recetas de todo el país, incluyendo variaciones con marisco y pollo. (https://www.kiwilimon.com/tipo-de-cocina/mexicana/sopas-mexicanas/pozole?gclid=Cj0KCQjw8vnMBRDgARIsACm_BhLbQpBxPcLiG-kz5MsiFpeQYgHnrQ5fmRSIEdBwfLWMi1UDAVPinmIaAtbREALw_wcB)

Ecoosfera nos ofrece la receta de un pozole de setas (http://ecoosfera.com/2012/09/ecoreceta-pozole-vegetariano-y-pozole-de-setas/) y salud180 este pozole de mariscos (http://www.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/evita-la-inflamacion-con-un-pozole-rojo-de-mariscos)

Tamales

Vamos a alocarnos un poco. Pues sí, si pensamos en alimentos nutritivos es probable que los tamales no sean nuestra primera opción. Pero lo cierto es que no podemos evitar amarlos (¿o soy sólo yo?) Y bueno, si andamos festivos y con arrojo, quizá podríamos intentar consumirlos responsablemente, y ¿por qué no? Hacer una receta de tamales lo más saludable que podamos. Celíacos de México tiene para nosotros una rica receta de tamales de frutas, queso y cajeta para el postre, desde luego, libre de gluten.

(https://celiacosdemexico.org.mx/respaldo/tamales-de-frutas-queso-y-cajeta-sin-gluten/)

Pan de muerto 

Ya un poco más lejos en el calendario, no podemos olvidarnos de la rica tradición de comer pan de muerto acompañado de una tacita de chocolate pa enfrentarnos a los primeros fríos del año (por cierto, desde agosto ya están disponibles en algunas panaderías, pan demuerto veraniego ¿por qué no) El problema es que, si eres celíaco, es muy probable que en el mercado haya pocas opciones de este rico pan para ti, pues la mayoría se hace con harina de trigo. Así que para que no te prives de él, aquí te dejamos una recetaa para preparar tu propio pan de muerto completamente libre de gluten. Ecoosfera comparte ésta hecha con harina de arroz y fécula de tapioca (http://ecoosfera.com/2015/10/como-hacerte-un-pan-de-muerto-sin-gluten/)

Ahora sí, ya no tienes ningún motivo para privarte de las delicias que nuestra gastronomía tiene para ofrecer, sobre todo para estos últimos meses del año. Ajúa.