3 recetas de hamburguesas vegetarianas

Optar por una dieta vegetariana al principio puede sonarle a muchos como una limitación, ¿cuántas veces escuchará un vegetariano la pregunta <<¿Y qué comes?>> a lo largo de su vida? Sobre todo en un país como en México, que si bien tiene una gran opción de platillos vegetarianos dentro de su gastronomía, el vegetarianismo aún está lejos de ser la opción de la mayoría de su población.

Lo cierto es que no tenemos ni idea de la cantidad de plantas comestibles a las que tenemos acceso ni de la inmensa variedad de formas en las que podemos usar las que ya conocemos. Por esto, podemos decir que optar por una dieta vegetariana en realidad puede abrirnos los ojos y ampliar nuestros horizontes en cuanto a lo que comemos se trata, ayudarnos a explorar cosas que jamás se nos habrían ocurrido.

Hoy, para ejemplificar esto, tomaremos uno de los platillos carnívoros por excelencia, de esos que creemos que siendo vegetarianos nunca más vamos a poder disfrutar: las hamburguesas.

Ay, las hamburguesas, ese plato tan gringo pero tan rico. Su pilar: un pedazo de carne jugosa que le da todo el encanto y del que depende completamente. Vamos, sin eso, mejor te haces una ensalada. Ahora, ¿cómo lograr que una hamburguesa pueda ser buena sin el elemento “principal”?

Olvídate de las carnes de soya congeladas. Existen formas más ricas de darle sabor a la hamburguesa sin necesidad de usar carne. Aquí van unas.

Hamburguesa de…

Empezaremos con lo más básico. Sin complicarnos mucho. Existen muchas recetas de hamburguesas que no varían en nada más que en lugar de carne puedes usar un vegetal de tu elección. El favorito de todos es el portobello, por su textura, sabor y ser jugoso es un buen protagonista. Puedes freírlo en un sartén ya sea con mantequilla o aceite vegetal y cubrirlo con el pan y los condimentos que se te antojen. Otra gran opción es partir rebanadas de berenjena, asarlas u hornearlas también con mantequilla o aceite vegetal, agregar sal y pimienta y después sustituir la carne con ellas. Ambos vegetales sirven como excelente sustituto por tener un sabor fuerte.

Pero si te quieres sofisticar un poco más y sustituir la carne por algo que no sólo tenga mucho sabor sino que tenga un equivalente en valor proteínico, acá te dejamos otras recetas.

Una hamburguesa vegana que no apesta

Así nombra esta receta su creador y editor del blog de comida Seious eats, Kenji López. Quien después de mucha experimentación llegó a la receta de la hamburguesa vegana perfecta. Hela aquí, traducida de sus sitio web. (http://www.seriouseats.com/2015/06/vegetarian-burger-recipe-recap.html)

Ingredientes

-680 g. de champiñones.

-¼ de taza de aceite de canola.

-Sal y pimienta negra.

-6 ramas de tomillo.

-1 berenjena mediana (225 g.)

-2 poros largos picados finamente.

-1 ramo de apio

-1/2 diente de ajo rallado.

-3/4 de cebada perlada.

-1 lata de garbanzos drenada.

-1/4 taza de harina.

-2 cucharaditas de polvo para hornear.

-1 taza de nueces de la india, cacahuates o una mezcla de ambos.

-1 cucharadita de jugo Maggie.

-1 cucharadita de salsa de soya.

-1 ½ taza de panko.

Instrucciones

  1. Ajusta la bandeja del horno para que quede en medio y precalienta el horno a 176C (350F). En un tazón grande, mezcla los champiñones con una cucharada de aceite y sazonar al gusto con sal y pimienta. Con otra cucharada de aceite, cubre la berenjena y sazona con sal y pimienta. Cubrela con aluminio. Lleva los champiñones y la berenjena a una banjeda para hornear. Hornea dándole vuelta ocasionalmente a los champiñones y a la berenjena hasta que la berenjena esté suave, por 45 minutos. Sácalos del horno y déjalos enfriar.
  2. Mientras se cuecen los champiñones y la berenjena, calienta el resto del aceite en un aceite a fuego medio. Agrega el poro y apio, muévelos ocasionalmente hasta que estén suaves pero no oscuros, unos cuatro minutos. Agrega el ajo y déjalo en el fuego por 30 segundos, hasta que suelte el olor. Transfiere la mezcla a un tazón mediano y deja enfriar.
  3. Pon la cebada en una olla y cúbrela con agua 2.5 cm. Revuelve una vez y ponla a fuego alto. Deja que hierva y después baja la temperatura. Cocina moviendo ocasionalmente, hasta que la cebada esté completamente suave, unos 20 minutos. Cuélala y sécala envuelta en una toalla o toallas de papel. Una vez seca, ponla en un tazón grande.
  4. Agrega la mitad de los garbanzos a un procesador de alimentos junto con harina, polvo para hornear, salsa de soya, jugo maggie y la mitad de la berenjena. Procesa todo hasta que se forme una pasta suave. Junta la mezcla con la cebada. Por separado procesa el resto de los garbanzos y súmalos a la mezcla de la cebada, así también con las nueces de la india.
  5. Cuando los champiñones se enfríen, échalos al procesador de alimentos y pícalos finamente. Agrégalos a la mezcla.
  6. Revuelve la mezcla con una espátula o con las manos hasta formar una pasta homogénea. Sazona con sal y pimienta al gusto. Cuando vayas a formar cada hamburguesa, agrega el panko y amásalas con las manos. Espera al menos treinta minutos antes de cocinar una vez que les pusiste el panko.
  7. Cocina las hamburgueses en asador con carbón o un sartén en la cocina.

Hamburguesa de frijoles negros

El mismo Kenji López opina que ésta es una de sus hamburguesas favoritas, incluyendo las hechas con carne, y la recomienda incluso a cualquier carnívoro. Te traducimos la receta por si prefieres verla en español.

-2 latas de frijoles negros y drenada.

-4 cucharadas de aceite vegetal.

-1/2 cebolla finamente picada.

-1 chile poblano grande finamente picado.

-3 dientes de ajo molidos.

-1 chipotle picado y una cucharada de adobo de la lata.

-3/4 taza de nuez de la india tostada.

-1/2 taza de queso feta o cotija desmoronado.

-2 cucharadas de mayonesa.

-1 huevo.

-3/4 de taza de panko.

-sal

Instrucciones

  1. Ajusta la bandeja del horno a la mitad y precaliéntalo a 175 C (350F). Esparce los frijoles en una capa sobre una bandeja para hornear. Lleva la bandeja al horno y asa los frijoles hasta que empiecen a abrirse y la piel esté crujiente. Sácalos del horno y déjalos enfriar un poco.
  2. Mientras los frijoles se asan, calienta dos cucharadas de aceite en un sartén a temperatura media. Una vez caliente, agrega la cebolla y el chile poblano, mueve constantemente por unos cinco minutos hasta que estén suaves. Agrega el ajo y sigue cocinando por otros dos minutos, hasta que suelte la fragancia. Despu{es, agrega el chipotle y el adobo, mueve por unos treinta segundos y retira del fuego. Pon la mezcla en un tazón más grande.
  3. Muele las nueces de la india en un procesador de alimentos y agrégalas al tazón con las cebollas y chiles.
  4. Cuando los frijoles se hayan enfriado, llévalos al procesador de alimentos, agrega el queso y batelos hasta que estén picados en trozos relativamente grandes (el más grande debe ser como del tamaño de un tercio de frijol). Transfiere los frijoles a la mezcla de cebolla y chiles. Agrega la mayonesa, el huevo, el panko y sazona con sal y pimienta al gusto. Amasa la mezcla con las manos y forma las hamburguesas.
  5. Cocina la hamburguesa, ya sea en parrilla con carbón o el sartén en tu cocina.