5 botanas saludables

Foto de Toa Heftiba

Ya es mediodía y como hoy madrugaste, desayunaste a las siete de la mañana y pues ya, el hambre aprieta pero sabes que tienes que esperar un poco más porque… México. ¿Quién come a mediodía? Bueno, lo ideal es que tengas horarios fijos para comer, aunque te arriesgues a que la señora de la fondita te vea feo por llegar tan temprano o tu familia coma sin ti dos horas más tarde. Pero si X o Y razón necesitas esperar un rato más, es difícil superar la tentación de salir corriendo para comprarte el primer pastelito que te encuentres y aplaque tu hambre. Es normal sentir hambre “entre comidas”, lo que no lo es tanto, y de hecho es un pésimo hábito, es intentar saciarnos con alimentos poco saludables que no aporten ningún beneficio a tu salud.

Por eso hoy te damos cinco sugerencias de botanas a las que podrías acudir sin arriesgar tu salud. Recuerda, siempre consumiendo todo con moderación, ya sea que estés en casa o tengas que llevar lunch a la oficina.

Pepinos con jocoque

El jocoque es un producto lácteo de origen libanés con un sabor entre yogurtoso y quesoso. Por suerte, se produce mucho en México y lo puedes conseguir en cualquier súper. Si ya lo has comido, es muy probable que ames su sabor y textura. Pues bueno, además de su exótico sabor, regenera la flora intestinal y ayuda a digerir mejor y a asimilar nutrientes, ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, aporta vitamina E y B12  y tiene un valor calórico bajo.

Ya que se hace a base de leche fermentada, el proceso no es tan fácil hacerlo en casa, así que más que una receta, te recomendamos comprarlo en el súpermercado.

Generalmente, cuando se consume a la libanesa, se come con pan árabe, pero para efectos de una botana saludable que puedas comer a mediodía para calmar el hambre y sin caer excesos, te recomendamos partir medio pepino y una porción de jocoque. No te vas a arrepentir.

Calabacitas al horno con parmesano

Parte cuatro calabacitas a lo largo, precalienta el horno 15 minutos. Ponlas en una bandeja, espolvorea un poco de queso parmesano sobre ellas, y sazona con un poco de sal y pimienta. Hornea hasta que estén doradas, y listo.

Una ración de 100 g de calabacita equivale a 25 calorías, al tiempo que es un alimento alto en fibra y antioxidantes. Por otro lado, el queso parmesano tiene un contenido calórico bastante alto, así que no abuses de él, lo bueno es que tiene tanto sabor que necesitamos muy poco para hacer de ésta una botana riquísima.

Hummus y verduras

Parecido al jocoque, el hummus está hecho a base de garbanzo y sésamo, lo que lo hace el alimento ideal para cualquier vegano, vegetariano, o incluso celiaco. Es un alimento de alto valor proteínico y rica fuente de fibra y minerales. Dos cucharadas de hummus equivale a 50 calorías, lo cual debes tomar en cuenta al momento de botanear.Lo ideal es comerlo con verduras cortadas en varitas y “dippear”, de preferencia con apio o zanahoria.

A diferencia del jocoque, es más fácil de hacer en casa. Y para eso sólo necesitas 350 g de garbanzo, 100 de pasta de sésamo, 2 dientes de ajo, jugo de medio limón y sal. Debes dejar remojando el garbanzo por 12 horas (cambia el agua dos veces). Cuece los garbanzos en una olla por dos horas (hasta que se suavicen). Cuélalos y déjalos enfriar para después licuarlos con el resto de los ingredientes y listo.

Churritos de amaranto 

Y si al escuchar la palabra botana, lo primero que te viene a la mente es un recuerdo de tus recreos en la primaria, en los que hacías fila en la cooperativa para comprarte una bolsita de cazares o churritos, y ésa ya es tu definición de lo que realmente significa la palabra, te damos una opción más adhoc.

Desde hace unos años, frente a la necesidad de mejorar nuestra alimentación, comenzó a popularizarse el uso del amaranto como materia prima para la elaboración de las típicas botanas mexicanas, sobre todo nuestros queridos churritos.

Resulta que el amaranto es un pseudo-cereal con un alto nivel proteínico y vitamínico, es fuente de antioxidantes y ácido fólico, reduce el colesterol. Las botanas elaboradas a base de amaranto ofrecen mayores beneficios a nuestra salud, y su sabor es bastante parecido al de las botanas hechas de harina o maíz. Con el paso de los años hay cada vez más variedad de sabores, por lo que ni son tan difíciles de conseguir, ni extrañarás los cazares de la primaria.

Mix de nueces y arándanos

Otra botana saludable y súper fácil de tener a la mano, son las mezclas de nueces y frutos secos. Además de ser deliciosos, nos aportan grasas no saturadas que ayudan y benefician la actividad mental, reducen los niveles de colesterol malo, son fuentes de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales. Debes tener cuidado y consumirlas con moderación pues su contenido calórico es alto, esto nos brinda el beneficio de la energía si se consumen en la medida necesaria con respecto a nuestra actividad diaria.

Por otro lado, el arándano es bien conocido por ser una gran fuente de antioxidantes, tienen altos niveles de fibra y vitamina C. Su sabor dulce y ácido contrasta con las nueces y se convierte en una botana no sólo saludable, sino deliciosa.

Existen mezclas que puedes conseguir en el mercado, aunque bien puedes ir tú mismo a comprar tus nueces favoritas: almendras, macadamias, nuez de la india, nuez, castaña, etc.

Así que ya sabes, la próxima vez que el retortijón del hambre te tiente a ir a caer en la mala costumbre de alimentarte mal, piénsalo dos veces, siempre hay formas de llenar ese hueco con estilo y de forma saludable.